27 de febrero

Hace unas semanas todos pudimos ver cómo se desconchaba la fachada del Palacio de las Artes de Valencia, y aunque lo parezca, no es pintura lo que se caía. En realidad toda la superficie está hecha de trencadís, que no es más que trozos de cerámica unidos.

A Calatrava le encanta, su cama debe ser de trencadís, pero muchos no sabíamos ni que tenía nombre ni qué era.

La foto de hoy es el trencadís que forma gran parte de la superficie de las paredes y elementos arquitectónicos de la estación de Alameda.

2014_02_27

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *