Feliz 2014

Empezamos el 2013 como empieza a ser una tradición, en casa de Álvaro, rodeado de amigos, risas y buenos deseos. Poco después, a caballo entre enero y febrero vio la luz lo que en el plano laboral fue un hito: Obras escogidas para el Museo Thyssen.

Marzo estuvo lleno de sorpresas, por un lado dije adiós (o hasta luego) al Fiesta para acoger al Nanocar, volví a la universidad después de no sé cuánto tiempo para recoger al fin mi título de ingeniero y recibimos en Valencia la visita de Raquel con cajita de cupcakes incluidos!

En Abril todos nos aprendimos la letra de Get Lucky, a tiempo para estrenar en Mayo las tascas y visitar a Álvaro y María metidos casi en Junio.
Marisa y María se despidió de Valencia en Julio, mes en el que por primera vez ese año pisé la playa, un poco tarde para vivir en Valencia.

Agosto fue algo más extraño, este año no pudimos encontrar un hueco para irnos juntos de vacaciones. Aún así nos las ingeniamos para relajarnos en vacaciones, Paellas de La Roda incluidas.

Aunque cada vez duran más a nosotros se nos hacen más cortas, este mes despedimos a las tascas y dijimos adiós a nuestro querido 33, se acabó eso de “la última en el 33 y nos vamos”. Toca volver de vacaciones, pero antes primera jornada de liga: Levante – Sevilla!

En Septiembre llega la Feria, toca coger el coche el viernes al salir de trabajar para venir corriendo a Albacete a pasar el fin de semana. Álvaro terminó el último de los exámenes de la oposición, que para bien o para mal ya merecía por sí mismo una celebración. Rober cumplió 30 años y lo celebramos sorprendiéndolo con una clase de spinning y retiro espiritual a Serra.

cumple_rober

Octubre fue una auténtica maratón: primero la boda de Jorge y corriendo para las fiestas de Valdeganga al día siguiente, terminando con los 30 de Esteban, con finde rural y carrera de karts incluida

cumple_motor

Tanto ajetreo de comida y bebida hace que te afloren sentimientos de culpabilidad, así que Juan y yo nos apuntamos al gimnasio en Noviembre. Gloria nos hizo una visita flash (bueno, se la hizo a Ana en realidad), Rober su mudó a su nueva casa y llegó mi cumpleaños (con tweet de Raquel del Rosario).

Se acaba el 2013, Diciembre llega a su fin tras la cena de Navidad y el amigo invisible. Cerramos el ciclo lo empezamos, cenando en casa de Álvaro. No sabemos qué nos traerá el 2014, toca estar preparados para cualquier cosa.

Si me he olvidado de algo, no me lo echéis demasiado en cuenta. Feliz 2014!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *